Cuando llega el invierno, pasamos más tiempo dentro de casa que en el exterior. El frío, viento, lluvia o nieve nos “obliga”.

Por ello, es importante encontrarnos a gusto en nuestra casa, tener ese rincón favorito, en el que poder leer, hacer un puzle o jugar con amigos y familia. La mesa Pintor es ideal para realizar estas actividades sólo o en compañía.

En este post, queremos daros 5 ideas para tener vuestra casa caliente sin que se dispare la factura del gas o electricidad.

  • La temperatura la que debes tener la calefacción es de 20º. Según el IDEA (Instituto para la diversificación y ahorro de la energía) es la temperatura ideal para no pasar frío y no incrementar de manera espectacular la factura. Este organismo informa que por cada grado de más, el gasto aumenta 7%

  • No mantengas la calefacción encendida si no es necesario. Si no estamos en la vivienda o por la noche estamos tapados por mantas y edredones, no es necesario tener la calefacción encendida. Si hace mucho frío por la noche, puedes dejarla encendida, pero con una temperatura más baja de los 20º. Hay estudios que aseguran que limitar la temperatura a 16º entre las 22.00h y las 06.00h, supone un ahorro del 13% en el consumo anual de combustible.

  • Cierra tus persianas de noche. Por la noche, las ventanas pueden llegar a ser muy frías. Está comprobado que manteniendo una temperatura de 20º en el interior de una casa, si las ventanas son de doble acristalamiento, la temperatura en las ventanas puede bajar a los 14º y en el caso de una casa con ventanas sencillas y viejas, puede bajar hasta los 7º. Para evitar esto, lo mejor es bajar las persianas y cerrar las cortinas en cuanto anochezca. Si quieres ventilar la estancia o la casa, lo mejor es abrir las ventanas unos 20 minutos a ser posible a mediodía, que es cuando menos frío suele hacer.

  • Este punto tiene relación con el anterior. Cubre los muros y las puertas. Las paredes de nuestra casa que dan a la calle suelen estar entre 3 y 4º más frías que el interior de la casa. Parece mentira, pero tener cuadros, pósters y lo mejor, una buena librería cubriendo una pared, frena esta pérdida de temperatura. También es muy importante tener las puertas cerradas entre estancias. Colocar un póster en la parte de la puerta que da a una habitación juvenil o infantil es una muy buena idea.

  • Haz vida en los puntos cálidos de la casa. Hoy en día resulta muy agradable pasar el tiempo en casa con tus seres queridos, jugando, haciendo puzles o simplemente leyendo un libro. Existen distintos métodos para mantener una temperatura agradable en el hogar, calefacción por gas, por electricidad, a gasoil y el de siempre, la chimenea. Es muy importante tratar de estar lo más alejado posible de las paredes exteriores. Tener alfombras en el suelo también aísla del frío del suelo, sobre todo si es un suelo de terrazo.